Spread the love

Si tienes una camiseta vieja, rota o manchada, ¡¡No La Tires!! Con ella puedes hacer hermosos accesorios para tu cabello.

Hoy te enseño a hacer 3 hermosas diademas con esa camiseta, lo mejor de todo es que no necesitarás coser para hacerlas.

Materiales:

  • Una o varias camisetas viejas
  • Silicona
  • Metro
  • Tijeras

Antes De Comenzar

Algo importante que debes saber antes de comenzar es que las medidas de las diademas pueden varias según 2 factores:

  1. El material de la camiseta que estés utilizando: Algunos materiales son más elásticos que otros. Si el material que estas utilizando es muy elástico, debes cortar la tela más pequeña. Si por el contrario, el material es más rígido, debes cortar la tela más grande.
  2. El tamaño de la cabeza: Este tamaño puede variar, no es igual hacer una diadema para una niña que para un adulto.

Así que yo voy a darte mis medidas para que las utilices como un punto de referencia, pero recuerda que pueden NO ser iguales para ti.

Diadema 1

Para la primer diadema necesitamos 8 trozos de tela largos, de más o menos 20 pulgadas o 50 centímetros.

Para darle una mejor forma a la tela, estira la tela halando los dos extremos hacia afuera

Asegura las puntas de las 8 tiras, yo utilicé cinta adhesiva para hacerlo.

Divide las 8 tiras en 4 partes. Con estas partes vas a hacer una trenza de 4 cabos.

Para hacer la trenza, toma el extremo del lado derecho y crúzalo hacia la izquierda por delante del segundo y por debajo del tercero.

Ahora devuélvete hacia la derecha con el extremo del lado izquierdo al revés, es decir, pasándolo por debajo del segundo y por arriba del tercero.

Repite este proceso hasta llegar al final.

A medida que haces la trenza hala la tela para templarla, así la trenza tendrá una mejor forma.

Al llegar al final, une los extremos con silicona y recorta la tela sobrante. Repite el mismo proceso con el otro lado de la trenza.

Coloca la trenza sobra tu cabeza y mide qué tanto espacio sobra hasta que la trenza le de la vuelta entera a tu cabeza. Recorta un trozo de tela de esta medida.

Para que tengas la mía como referencia: el material que utilicé era muy elástico y mi trenza midió 16 pulgadas o 40 cm. El pedazo de tela que corté para cerrar la diadema fue de: 3 pulgadas o 7 cm.

Agrega silicona a los bordes de la tela y dóblalos hacia dentro un poco.

Pega en un borde un extremo de la trenza y en el otro borde, el otro extremo.

La tela que sobra, dóblala y pégala hacia dentro y haz lo mismo con el otro lado.

Y listo!

Diadema 2

Corta un trozo de tela largo y ancho.

Dobla medio centímetro de uno de los lados y pégalo con silicona.

El otro extremo doblalo hacia la mitad.

Encima pega el otro lado. (El lado que pegaste con silicona debe ir encima)

Haz un nudo sencillo. Puedes hacerlo en el centro o hacia uno de los lados. Asegúrate de que los dos extremos queden mirando hacia el mismo lado, para que no quede una parte al derecho y la otra al revés.

Coloca la diadema sobra tu cabeza y mide qué tanto espacio sobra hasta que la trenza le de la vuelta entera a tu cabeza. Recorta un trozo de tela de esta medida.

Para que tengas la mía como referencia: el material que utilicé tenía una elasticidad moderada. La parte de la diadema 13 pulgadas o 32 cm. El pedazo de tela que corté para cerrar la diadema fue de: 7 pulgadas o 17 cm.

Y sellamos la diadema de la misma forma que hicimos con la anterior.

Agrega silicona a los bordes y dóblalos hacia dentro un poco.

Pega los extremos de la diadema en cada borde.

La tela que sobra, dóblala y pégala hacia dentro hasta cerrar y cubrir los extremos de la diadema.

Finalmente asegura el nudo con silicona para que no se desarme cuando te pongas la diadema. Y listo!

Diadema 3

Inicia cortando dos pedazos de tela largos de colores diferentes si prefieres. Estira ambos trozos para mejorar la forma de la tela.

Toma uno de los dos y haz una U mirando hacia el lado derecho.

Cruza el extremo de arriba por encima del de abajo.

Levanta el extremo que ahora se encuentra arriba.

Coloca el otro pedazo de tela encima. También en forma de U pero esta vez, mirando hacia el otro lado.

El pedazo de tela azul que tienes doblado, pásalo por encima de la tela gris.

Cruza por debajo de la tela azul el extremo de tela gris de la parte de abajo. De modo que tengas, azul, gris, azul.

Cruza el extremo gris de la parte de arriba por encima de la tela azul.

Por debajo de la gris

Y por arriba del azul de la parte de abajo.

Estira los cuatro extremos hasta que hayas dado la forma que quieres al moño. Asegúrate de dejar los dos extremos azules del mismo lago y los dos extremos grises también.

Une los dos extremos azules, poniendo uno encima del otro.

Haz lo mismo con los extremos grises.

Así debe quedar la forma del moño!

Coloca la diadema sobra tu cabeza y mide qué tanto espacio sobra hasta que la trenza le de la vuelta entera a tu cabeza. Recorta un trozo de tela de esta medida.

Para que tengas la mía como referencia: el material que utilicé tenía una elasticidad moderada. La parte de la diadema 14 pulgadas o 35 cm. El pedazo de tela que corté para cerrar la diadema fue de: 6 pulgadas o 15 cm.

Y sellamos la diadema de la misma forma que hicimos con la anterior. Agrega silicona a los bordes y dóblalos hacia dentro un poco.

Pega los extremos de la diadema en cada borde.

La tela que sobra, dóblala y pégala hacia dentro hasta cerrar y cubrir los extremos de la diadema.

Y listo! Así finalizamos nuestra tercer y última diadema!

Espero que estas tres ideas te hayan gustado y que las pongas en práctica! Me encantaría saber cuál fue tu favorita!

Con amor,

Karen Franciosa.

Nota: Este artículo contiene links de afiliados que te permitirán encontrar los productos que menciono. El blog gana una mínima suma cuando utilizas estos links sin NINGÚN COSTO ADICIONAL para ti. Gracias el apoyo.

Puede que también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *