Spread the love

Las ondas vienen en tendencia desde hace ya varios años, nos da un aire fresco, natural y con estilo.

Para hacerlas hay varios métodos o herramientas que podemos adquirir, las más comunes son las que emplean calor para poder rizar el cabello en poco tiempo, pueden ser planchas o tenazas. Estas son algunas opciones:

El problema es que el calor es lo que más daña y maltrata nuestro cabello, por eso para mí esta NO es una opción. Así que debemos ingeniarnos la forma de poder tener nuestro cabello hermoso, con ondas y sin necesidad de maltratarlo, y realmente hay muchísimas herramientas para hacerlo. Aquí te muestro algunas de ellas:

Sin embargo, hubo una forma que me llamó la atención, que últimamente ha estado muy de moda y tiene los mejores beneficios:

  1. Se puede hacer con cualquier cosa que tengas en casa, es decir, no debes invertir dinero.
  2. A pesar de que debemos dejarlas en las noches, son muy cómodas para dormir, podemos posicionar el cabello de la forma que queramos para que NO interfiera con nuestro sueño.
  3. Tenemos la opción de modificarlo según el tipo de ondas que queramos, es decir, podemos hacer ondas más sueltas si queremos, o rizos más definidos o solo hacerlo en las puntas, en fin.
  4. Los rizos quedan preciosos, con buena forma y muy definidos.
  5. No toma mucho tiempo en hacerse y es muy fácil de colocar.
  6. Y lo mejor es que no maltratamos nuestro cabello utilizando calor.

Los materiales que necesitas

  1. Una cuerda larga, más o menos 3 o 4 veces más larga que tu cabello.
  2. Pinzas (estas son las que yo utilizo)
  3. Cepillo de cerdas anchas
  4. Crema para peinar (esta es la que yo utilizo)
  5. Un gorro para dormir (opcional)

Para hacer tus ondas esto es lo que debes hacer:

  1. Divide el cabello por la mitad y desenrédalo muy bien.
  2. Aplica abundante crema para peinar en todo el cabello.
  3. Coloca el centro de la cuerda en la mitad de arriba de tu cabeza.
  4. Con una pinza, sujeta uno de los lados de la cuerda.
  5. Ahora es hora de empezar a hacer las ondas: de la parte de arriba toma un pedazo de cabello y dale una vuelta entera a la cuerda por la parte de adelante.
  6. Agrega un nuevo pedazo de cabello y vuelve a dar un giro entero a la cuerda, por la parte de adelante.
  7. Repite este proceso hasta que hayas agregado todo el cabello.
  8. Si el cabello se va enredando a medida que vas haciendo los rizos, cepíllalo antes de continuar.
  9. Cuando ya no hay más cabello por añadir, simplemente continúa dándole vueltas a la cuerda hasta que llegues a punta del cabello.
  10. Sujeta con una pinza la punta y haz lo mismo con el otro lado de la cabeza.
  11. Al finalizar los dos lados, enrrolla las dos puntas del cabello en forma de caracol o chongo y en la parte de arriba haz uno o dos nudos con la cuerda sobrante.
  12. Si quieres puedes ponerte un gorro de dormir, esto va a prevenir el frizz.
  13. Espera durante toda la noche.
  14. En la mañana retira suavemente la cuerda.
  15. Aplica más crema para peinar o aceite en las puntas
  16. Y disfruta tus hermosas ONDAS DE DIVA!

Estas son algunas opciones, anotaciones y recomendaciones que te doy si quieres probar este método:

  1. Para hacer tus ondas, puedes utilizar cualquier cosa: el cordón con que amarras tu bata de dormir, corta una camiseta vieja que no uses, una medias veladas, una bufanda, una cuerda, cinta de tela, en fin, juega con tu imaginación!
  2. Utilizar una crema para peinar es realmente un paso opcional, sin embargo, si tu cabello es muy largo o muy liso como el mío, lo más probable es que si no aplicas un producto, los rizos no van a durarte mucho tiempo.
  3. Los mejores productos para utilizar son las cremas para peinar, pero puedes utilizar también un sérum o aceite para el cabello.
  4. No te recomiendo que utilices laca, gel o fijador de cabello porque estos productos, aunque van a ayudarte a tener los rizos por más tiempo, el cabello no va a tener un movimiento natural, es decir, el cabello va a quedar duro o tieso.
  5. Si quieres ondas más sueltas y naturales, toma pedazos de cabello más gruesos.
  6. Si quieres ondas o rizos más pequeños y definidos, toma pedazos de cabello más pequeños.
  7. Si solo quieres hacer ondas en las puntas, inicia a enrollar el cabello en la cuerda desde más abajo.
  8. Ubica el cabello en la posición contraria a la que duermes para que no te incomode.

Espero que esta técnica te haya gustado y la pongas en práctica, si tienes alguna pregunta, no dudes en escribirme y si pruebas esta técnica, puedes enviarme la foto de tus rizos a mis redes sociales que aparecen más abajo!

Con amor,

Karen Franciosa.

Nota: Este artículo contiene links de afiliados que te permitirán encontrar los productos que menciono. El blog gana una mínima suma cuando utilizas estos links sin NINGÚN COSTO ADICIONAL para ti. Gracias el apoyo.

Puede que también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *